Aceptación de cookies

Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, recopilar información estadística y mostrar anuncios

Aceptar Rechazar

ESENCIA / HISTORIA

Historia de Arkhé Hotel Boutique

Los filósofos clásicos griegos utilizaron el término ‘arkhé’ para referirse al elemento inicial y constitutivo de todas las cosas. La búsqueda de este origen universal fue la gran obsesión de estos primeros filósofos. ‘Arkhé’, por lo tanto, es el fundamento de todo y es el elemento que continúa formando parte de las cosas pese a los cambios. Este término agrupa todos los significados, ya que simultáneamente es principio, mandato rector y fundamento que hace posible toda presencia y existencia.

Suite Arrossars

Arrozales

La habitación Arrossars se inspira en... la agricultura de Pals

Los arrozales de Pals son un cultivo ancestral con carácter propio que con el paso del tiempo ha merecido una distinción propia y ha creado un paisaje sorprendente y único en el territorio. Durante muchos años, estas estancias albergaron a los temporeros que venían para la plantada y la siega del arroz. Además, esta casa fue la primera —y la única— fonda con licencia en el municipio durante muchos años.

Suite Silenci

Silencio

La habitación Silenci se inspira en... la quinta esencia

La paz y la calma se pueden respirar entre las bellas calles empedradas estrechas del centro de la villa. Con vistas al mar, se encuentra dentro del Parque Natural del Montgrí, con las Islas Medas muy cerquita. El Bajo Ter es un territorio que ofrece unas posibilidades geográficas y paisajísticas únicas, a menudo desconocidas, que cuenta con una gran riqueza histórica y cultural. En este ambiente privilegiado, la tranquilidad, la quietud y el silencio se convierten en aliados valiosos y esenciales.

Aristóteles (384 a.C. - 322 a.C.) desarrolla un sistema físico en el que hay un concepto hipotético central: la ‘quinta esencia’, que es el éter del cual se forman los cielos y los astros y que es superior a los cuatro elementos principales: tierra, agua, aire y fuego. La ‘quinta esencia’ es un concepto de la antigüedad clásica que nació con la necesidad de encontrar el núcleo esencial de cualquier sustancia.

Suite Aigua

Agua

La habitación Aigua se inspira en... las marismas

En la cima de un monte poco elevado —llamado Monte Aspre—, Pals se sitúa sobre la llanura que antiguamente estaba cubierta por lagos y territorios inundados. Esta característica es la que dio el nombre a la villa, ya que proviene del latín palus, que significa ‘marisma’ y ’terreno pantanoso’, en referencia a las zonas húmedas más cercanas.

Tales de Mileto (635 - v. 545 a.C.) fue el primero en desarrollar la idea del arkhé y propuso el agua como el principio universal y el origen de todas las cosas. Además, el agua es sinónimo de creación de vida y es un elemento presente que tiene un papel crucial y básico para la civilización. Basó y fundamentó esta teoría con la observación que comprobaba que la humedad estaba omnipresente en la naturaleza y en la creencia de que la tierra flotaba sobre el agua.

Suite Terra

Tierra

La habitación Terra se inspira en... el Empordà

El Monte Aspre, situado en el corazón del Ampurdán, ofrece la contemplación de un paisaje único. El extenso paisaje agrícola formado por los arrozales y las marismas crean un conjunto paisajístico excepcional e inigualable. Este paisaje también está formado por la playa de Pals, una playa amplia y arenosa con una vista panorámica muy especial. Todo este conjunto geográfico tiene un elemento común y esencial: la tierra.

Jenófanes (v. 570 - 475 a.C.) propuso la tierra —y el barro— como el principio de todas las cosas: el arkhé. Jenófanes defendió que la tierra era infinita y siempre restaba bajo nuestros pies en una unidad inmutable y que todo se destruía periódicamente volviendo al barro primitivo, a partir del cual volvían a salir nuevas formas de manera indefinida. No es casual, pues, que Jenófanes escogiera la tierra como representante único de este origen elemental.

Suite Foc

Fuego

La habitación Foc se inspira en... la carbonera

Antiguamente, la planta baja fue una pequeña tienda de comestibles. Si las paredes de esta casa hablaran, contarían cómo acogieron toneladas y toneladas de carbón en sus tiempos más polvorientos. Almacenadas en la estancia del primer piso, estas se acumulaban con los suministros y se vendían a lo largo del año.

Heráclito (544 - 484 a.C.) también recorrió a los elementos naturales para proponer el fuego como arkhé, ya que su naturaleza dinámica lo hace el elemento con las cualidades más próximas a las de la naturaleza: siempre está en constante cambio y movimiento. El fuego es infinitamente fluyente, imposible de parar y también es un símbolo de resurgimiento y de pureza. Aunque las llamas son cambiantes, el fuego siempre perdura.

Suite Aire

Aire

La habitación Aire se inspira en... la Tramontana

Abierto a los cuatro vientos desde la cima de la colina, Pals goza de la Tramontana, que es un viento fuerte y frío que alisa y transforma el cielo en un azul limpio y puro. Su intensidad y fuerza lo hacen un viento con carácter, único y reconocido en todo el territorio.

Me parece haber comprendido la razón de la oscura, ancestral, admiración que la gente de mi país siente por este viento. Esta admiración persiste (…) porque el clima del aire de tramontana es literalmente un clima ideal: un clima tónico, vital, amable, prodigiosamente higiénico y purificado.”

Josep Pla

Anaxímenes (v. 585 - v. 524 a.C.), discípulo de Anaximandro, designó el aire como arkhé. Toda la materia procedería del aire mediante los procesos de rarificación o condensación. De esta manera, el aire rarificado se convertiría en fuego, mientras que al condensarse se volvería agua y posteriormente tierra. La elección del aire como arkhé no es fortuita: el aire domina y mantiene unido el cosmos, así como el alma mantiene unida el cuerpo.

Suite Arrozales
Desayuno saludable en Arkhé Hotel Boutique
Sala intermedia de Arkhé Hotel Boutique
Confort a Arkhé Hotel Boutique
Recepción del Arkhé Hotel Boutique
Entrada de Arkhé Hotel Boutique